18 de noviembre de 2010

Todo menos el gato



Mi nena, que ya es casi adolescente pero para mi sigue siendo “mi nena” adora los animales, desde los bichos bolita con quienes tuve siempre mucho cuidado, hasta los dinosaurios, que no han pasado de monigotes de todos los tamaños con los que convivimos a diario.
Ahora quiere un gato o un perro (vivo), bueno, ahora se ha puesto más tenaz con la insistencia y yo pensé que es una buena manera de que aprenda a hacerse cargo de ¡ALGO!!! (ya que he fracasado en todo lo demás, je).
Así que bueno, nos decidimos por un gato ya que no hay que sacarlo a pasear (y a mi me caen más los gatos que los perros) compramos una caja con piedritas para que haga sus deposiciones… ah! comida de gato y una pipeta anti pulgas.
Bien, tenemos todo menos el gato…
Siento que estoy esperando otro bebé.

3 comentarios:

Carlobito dijo...

jajjaja... q lindo, están esperando un gatito, recuerdo lo ansioso q estuve cuando me pasó lo mismo.

Me identifico mucho con tu nena, me encantan todos los bichos, desde dinosaurios hasta insectos jeje.

Suerte con el gatito.

Saludos

Cassiopeia dijo...

Miau!
Yo he tenido gatos toda la vida. Los mejores son los recién nacidos callejeros. Son las mejores mascotas. Independientes y cariñosos (Cuando les da la gana). Fieles y limpios... ah y no le permiten la entrada a los ratones (excepto a los de las compu)
Nos cuentas y posteas las fotos.

delia dijo...

yo también he tenido gatos... en su mayoria muy buenos, aunque siempre tienen ese punto independiente que en el fondo nos gusta
ya nos lo enseñarás
abrazos.