24 de septiembre de 2010

Camino


La vida no es fácil, ni para mi, ni para el otro que parece que la tiene tan resuelta (a veces son los peores) no es fácil para el que se oculta tras una máscara, o para el que de tanto usar careta le quedó cara de careta.
No es fácil transitar por un camino lleno de tropiezos, víctima de las inclemencias del tiempo y del clima.
Víctima de los otros que también transitan por el mismo camino, o un camino cercano, a veces pretendiendo dejarnos a nosotros su mochila.
A veces no somos víctimas, a veces nos solidarizamos con el otro al ver que lo tiene más difícil que nosotros. Así y todo no podemos ni debemos hacernos cargo del camino del otro. Ya tenemos bastante con nuestro propio camino.
Lo que podemos hacer, es regalar una sonrisa a quienes cruzamos.



4 comentarios:

José Mª Muñoz dijo...

Esta vida es una barca como decía Calderón de la Mierda. Un saludo

Leny dijo...

Me encantó tu ¨licencia¨ José María!!!...
Y tenés razón Margarita...una sonrisa es lo más sanito que podemos ofrecer...
Besotes y buen findeee!!!

Margarita dijo...

¡a mi también me encantó Leny!!! besos a los dos

Carlobito dijo...

Me hiciste recuerdo a este refrán:

"No andes delante de mí, quizá no te siga. No andes tras de mí, quizá no te lleve. Anda a mi lado y sé simplemente mi amigo" de Albert Camus

te doy una sonrisa :)

Saludos.